RUTA 1: ALREDEDORES DE FONZALECHE

El románico riojano se encuentra repartido por toda la comunidad, pero los edificios y restos más reseñables se concentran en su mayor parte en la esquina noroeste de la provincia, en un triángulo cuyos vértices serían la capital, Logroño, Santo Domingo de la Calzada y Haro. En esta primera ruta nos adentraremos en las comarcas riojanas que hacen frontera con Burgos junto al desfiladero de Pancorbo y Miranda de Ebro. El punto de partida podría ser la villa de Treviana, donde se ubica el Centro del Románico. Aquí os darán cumplida información del románico de la Rioja Alta y ofrecen, además, visitas guiadas repartidas en 4 rutas.

ERMITA DEL SANTO CRISTO DESDE LA TORRE MOCHA. TORRE MOCHA RUINAS DE SANTA MARÍA DE ARCEFONCEA.

Nosotros os proponemos una ruta que empezando por el extremo norte nos llevará en dirección sur hasta Treviana. Combinaremos románico y paisaje, elemento que sin duda aporta un gran atractivo al itinerario. Como siempre, el orden que os proponemos para las visitas es opcional, pero si preferís estar un poco informados antes de comenzar el trayecto, la visita al centro es una buena opción.
Iniciaremos, pues, nuestra ruta en la villa de Foncea, a los pies de la Peña Luenga, donde visitaremos la ermita del Santo Cristo (foto 1), la Torre Mocha (foto 2) y las ruinas de la ermita de Santa María de Arcefoncea (foto 3). Seguidamente, aunque puede ser opcional, nos dirigiremos a la cascada del río Ea que, salvo en los meses de pleno verano (cuando está seca), vale la pena el desvío.
A poca distancia del salto de agua, del lado en que nos encontramos de la N-232, la villa de Fonzaleche será nuestra siguiente parada. Podéis acceder al pueblo siguiendo las pistas forestales indicadas en el mapa, pero es mejor salir a la nacional y entrar en la localidad por la LR-302, de la que nos separarán apenas unos centenares de metros. La iglesia de San Martín se erige junto a la plaza del ayuntamiento, en el punto más elevado del núcleo urbano (foto 4).

SAN MARTÍN DE FONZALECHE. CABECERA.

Ha sido restaurada estos últimos años con mucho acierto y el ábside se puede contemplar ya sin el abundante cableado que otrora invadía la parte más próxima al alero. Una vez terminemos la visita a San Martín habrá llegado el momento de almorzar. La oferta en la propia villa de Fonzaleche no es muy amplia y, tal vez, lo más práctico sea acercarse hasta Cuzcurrita o Casalarreina donde son múltiples los locales a vuestra disposición.

JUNQUERA. TREVIANA. CAPILLA DE LA CONCEPCIÓN.

Sea cual sea la opción que hayáis tomado, para visitar nuestras dos últimas iglesias os tendréis que reincorporar a la N-232 en sentido Pancorbo. Pasados unos breves quilómetros, la LR-203 os conducirá hasta la ermita de Nuestra Señora de Junquera, al lado de la carretera, a mano derecha (foto 5). En época medieval, era la iglesia de la población de Juncaria que quedó deshabitada a principios del siglo XIV, pasando a formar parte de la villa de Treviana que queda a dos quilómetros en la misma LR-203 y pondrá fin a esta ruta. Como os hemos mencionado más arriba, la villa tiene dos citas obligadas: el Centro del Románico y la capilla de la Concepción, junto al cementerio (foto 6). El centro está sujeto a horario y suele estar abierto en fechas señaladas y en temporada alta. La capilla queda dentro del actual recinto del camposanto, que suele estar cerrado, pero si pasáis por el centro seguro que os facilitarán el acceso.
(Publicada el 7 de diciembre de 2023)