rómista: glesia de an artín

No es necesario apuntar que la iglesia de San Martín es uno de los templos más importantes del románico español; con todo, lo que hoy observamos es el resultado de una restauración casi completa del edificio efectuada por Aníbal Álvarez entre 1896 y 1905, de la que sólo se salvaron el muro norte (hasta la línea de imposta), el ábside septentrional y el intercolumnio del lado del evangelio. Con la intervención, se eliminaron de la planta original el cuerpo superior del cimborrio (construcción añadida en el XV), que albergaba las campanas y ocasionaba los mayores desajustes estructurales de la fábrica, y todas aquellas otras dependencias que habían sido adosadas con el paso de los siglos. En consecuencia, la imagen actual del edificio podría ser lo más parecida posible a la primigenia.
En planta, consta de tres naves de cuatro tramos, la central algo más alta que las laterales, transepto y cabecera tripartita rematada con tres ábsides. La construcción dataría de mediados del siglo XI, aunque hay autores que la retrasan un poco, hasta las postrimerías de la misma centuria. San Martín fue declarada Monumento Nacional el 13 de noviembre de 1894.

CABECERA. CANECILLOS. EXTERIOR. INTERIOR. PORTADAS.
Haced clic sobre los iconos