edina de omar: rmita de an illán (exterior/1)

Las obras de restauración han salvado al templo de su más que segura desaparición. La parte occidental de la nave ya había sido sustituida por las habitaciones de una vivienda particular. Con su nueva imagen (fotos 1 a 3) y su nuevo cometido, albergar las salas del Centro de Interpretación del Románico de las Merindades, la conocida en la actualidad como ermita de Santa Lucía ha asegurado un futuro que parecía muy incierto.

VISTA DESDE EL SURESTE. VISTA DEL ÁBSIDE DESDE EL NORESTE. VISTA GENERAL.

En su sencillez, la pequeña edificación es un excelente ejemplo de cómo debían de ser las otras muchas ermitas e iglesias rurales que, desgraciadamente, se han perdido. Dos contrafuertes prismáticos dividen el paramento del ábside en tres paños, de los cuales sólo el central lleva ventana de medio punto (foto 4). La cornisa se sostiene con canes muy simples de caveto sin decoración.

PORTADA OESTE. VISTA LATERAL. VISTA FRONTAL DE LOS CAPITELES. CAPITEL DERECHO: MOTIVOS VEGETALES. ARCO. CAPITEL IZQUIERDO: MOTIVOS VEGETALES. VENTANA. BASA COLUMNA IZQUIERDA.

La ventana central (enlaces 1 a 5) se articula alrededor de una estrecha saetera. El arco es de medio punto (enlace 2) y lleva una moldura abocelada en su borde inferior mientras que una banda en diente de sierra recorre la cara exterior. La chambrana se moldea con celdillas excavadas.
Los capiteles en que apea el arco se decoran con motivos vegetales. El izquierdo lleva bola con caperuza en la esquina y grandes hojas terminadas en volutas a los lados (enlace 3). El de la derecha (enlace 4), cuyo collarino semeja una rueda de engranaje, llena la cesta con una gran hoja vertical con incisiones horizontales paralelas a la que flanquean dos bandas de celdillas excavadas, parecidas a las que ya hemos visto en el guardapolvos. Las basas de las columnas son de perfil ático (es decir: escocia entre toro superior y toro inferior) con plinto (enlace 5).