ioseco: glesia de an ndrés (ábside/1)

La cabecera del templo consta de un corto tramo presbiterial y un ábside semicircular dividido en tres calles o paños por contrafuertes prismáticos columnados. En el tramo sur del presbiterio (foto 2) se abrió una ventana abocinada que carece de arquivolta y columnas. Parece una intervención posterior ya que la imposta que recorre el ábside y separa el primer y segundo cuerpos del mismo se ve interrumpida por esta. Además, el presbiterio norte carece de ventana, por lo que originariamente la cabecera sólo se debía iluminar por medio de la ventana central, columnada y típicamente románica.

ÁBSIDE: CUERPO SUPERIOR DE LA CALLE CENTRAL.

LADO SUR DE LA CABECERA. CALLE SUR DEL ÁBSIDE. CALLE CENTRAL. CALLES CENTRAL y NORTE. LA IGLESIA DESDE EL NORESTE.

Siguiendo un modelo muy repetido en el románico de Cantabria, los estribos prismáticos terminan un poco más arriba de la segunda imposta (fotos 3/4/5), la que separa los dos cuerpos superiores, en pequeñas bases donde descansan las basas de las columnas entregas. Las dos semicolumnas alcanzan hasta la cornisa, sostenida, aparte de por sus capiteles, por una serie de canecillos figurados que luego describiremos. En altura, el tambor absidal se compone de tres cuerpos separados por impostas. La imposta superior arranca a la altura de los capiteles de las columnas de la ventana, mientras que la inferior a la altura de sus basas. El cuerpo intermedio, por tanto, es mucho más estrecho que los otros dos. Todo el conjunto se levanta sobre basamento formado por una única hilera de grandes sillares.