uàrdia de oguera: olegiata de anta aria

Los orígenes de la colegiata son un poco posteriores a los del castillo adjunto y el inicio de su construcción se remonta a una fecha entre 1057 y 1060. La iglesia se consagra el 12 de enero de 1069 por el obispo de Urgell, Guillem Guifré, y los Condes de Pallars la transforman en necrópolis familiar. A finales del siglo XI es instituida como canónica agustiniana. A finales del XVI se convierte en colegiata secular y, a partir de 1873, en parroquia rural, momento en el que empiezan su declive y abandono, que alcanzan su punto más dramático cuando en 1919 son arrancadas por unos técnicos italianos las pinturas murales del ábside central, luego vendidas y trasladadas a los Estados Unidos, al Boston Museum of Fine Arts, donde aún se encuentran. Este hecho provocó que la Junta de Museus y otros estamentos de la sociedad catalana, alarmados por lo sucedido, acometieran el arrancamiento de casi todos los frescos que decoraban los muros de las iglesias del Pirineo, hoy en dia expuestos en su mayor parte en el MNAC.
Fue declarada Monumento Nacional en 1920. Las sucesivas campañas de restauración la han casi devuelto a su estado original. En mayo de 2008 se inauguró la reproducción en papel-gel de las pinturas vendidas en 1919.

CABECERA. CLAUSTRO. INTERIOR.
Haced clic sobre los iconos